miércoles, 2 de diciembre de 2015

Lo que no se apunta, se olvida...


El otro día iba en un autobús urbano y una señora, lamentándose, le decía a otra:

    - Lo que no se apunta, se olvida...

Y su amiga le contestó:

    - Efectivamente,  la memoria se va deteriorando…

¡Qué razón tienen!, pensé... y me acordé de DotFam y nuestro objetivo: aplicar las nuevas tecnologías en el ámbito familiar y facilitar la organización y dirección del hogar desde plataformas tecnológicas.

Realmente lo que se apunta, no se olvida y si somos un poco sistemáticos, podemos llegar a organizarnos francamente bien. La memoria se va deteriorando pero para ello también tenemos la TECNOLOGÍA. Ya existen millones de aplicaciones que nos graban la voz, la trasladan a un documento y se queda guardado. Además, si nos acostumbramos a guardarlo en la nube, podemos acceder a la información, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo…

La clave está en apuntarlo siempre en el mismo sitio y en la NUBE.


En términos empresariales, la información bien organizada y almacenada es una clara ventaja competitiva. Por analogía, en la familia ocurre lo mismo. La información son datos ordenados con un sentido lógico y almacenados en algún tipo de memoria (mental, en papel, electrónica,…) y disponibles para que cualquier entidad (persona o máquina) los procese y pueda extraer el mensaje que contienen utilizando el mismo sentido lógico con el que fueron almacenados.

Un buen uso de los datos y la información que procesamos puede llevarnos a la SABIDURÍA, según desarrolla la "Jerarquía del Conocimiento", también conocida como "Jerarquía DIKW"

Data-Information-Knowledge-Wisdom.
   



Aplicado a una familia, a una persona, vemos que nos llegan muchos datos, sólo algunos identificamos personalmente como información que empezamos a analizar. Posteriormente comienza un proceso de interpretación de la información en términos de experiencia y reflexión: el conocimiento. Y finalmente, llega la sabiduría con la que tendremos capacidad de tomar la mejor decisión posible.

Es esencial que se vayan programando sistemas de gestión de contenidos aplicados al ámbito familiar y personal que permitan una buena administración de los contenidos.

La sociedad, la familia, está alcanzando un nivel tecnológico que debe ser atendido e integrado. La familia no es sólo la tecnología, pero la aplicación de ésta ayudará a su desarrollo. En el hogar hay que realizar a diario muchas tareas que deben coordinarse con efectividad. Se puede mejorar el día a día de las familias también a través de Internet. 

Desde DotFam queremos dar respuesta a todas las familias que quieren un espacio web, un sistema de organización, coordinando ideas desde nuestro web.

Para más información, escríbenos a info@dotfam.net


No hay comentarios:

Publicar un comentario